El Acuerdo hoy:

Las negociaciones sobre un Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea empezaron en octubre 2007 y terminaron en mayo 2010 cuando se fimo el Acuerdo.

Para leer más sobre las negociaciones: negociaciones

Para entra en vigor el Acuerdo de Asociación debe ser ratificado en todos los países de la Unión Europea y los países centroamericanos que forman parte del Acuerdo - Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras Nicaragua y Panamá. Todavía falta la ratificación en varios países europeos.

Después de la aprobación del Acuerdo por parte del Parlamento Europeo y la ratificación en los países centroamericanos el parte comercial del Acuerdo de Asociación entro en vigor al finales de 2013.

El parte comercial del Acuerdo contiene un capítulo sobre Comercio y Desarrollo Sostenible y en este capítulo se mencionan los convenios básicos de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, y acuerdos medioambiental los cuales las dos regiones deben respetar. Unas de las criticas principales sobre el Acuerdo del movimiento sindical es que no hay monitoreos de seguimiento, verificación del cumplimiento de derechos humanos, medioambientales y socio laborales.

La posición del Movimiento Sindical en Centro América: Un Tratado de Libre Comercio más

El movimiento sindical centroamericana, desde el inicios de las negociaciones sobre un Acuerdo de Asociación ha realizado responsablemente un proceso de interlocución, teniendo siempre una respuesta negativa, cerrada e irresponsable por parte de los negociadores de ambas regiones.

Para leer sobre este proceso y sobre las prepuestas sindicales: sindical

El movimiento sindical considera el Acuerdo de Asociación como un Tratado de Libre Comercio más, que afectará fuertemente a la región centroamericana, por las siguientes razones:

a) No haberse respetado las asimetrías sociales y económicas de la región y por lo tanto no haberse dado un trato preferencial por parte de la Unión Europea.

b) Ser un proceso cerrado y antidemocrático, no permitiendo una efectiva participación de los diversos sectores de la sociedad civil. Como consecuencia, condenamos la actitud irresponsable y silenciosa de parte de los negociadores de ambas partes, ante las demandas gestionadas por el movimiento sindical de ambas regiones.

c) Haber accedido por los negociadores europeos, ante los negociadores centroamericanos, la eliminación de monitoreos de seguimiento, verificación del cumplimiento de derechos humanos, medioambientales y socio laborales. Como también la negativa para que el monitoreo, en todo lo concerniente a lo socio laboral tenga como interlocutores al movimiento sindical representado en ella CSU (Consejo Sindical Unitario de América Central, el Caribe y México) - CES (Confederación Europea de Sindicatos) de forma bi-regional. Convirtiendo de esta manera todos los contenidos del pilar de Diálogo Político en una simple declaratoria, en donde el incumplimiento de sus contenidos no tiene ningún efecto vinculante ni genera sanciones con relación a los otros dos pilares (Cooperación y Comercio).

d) Acceder a la eliminación de los monitoreos por parte de la sociedad civil, no garantiza el cumplimiento efectivo de los derechos humanos, laborales medioambientales, establecidos en este Acuerdo.

e) La eliminación de los mecanismos antes mencionados, convierte el pilar comercial en el eje central y de real ejecución dentro de los contenidos del Acuerdo, provocando de esta manera un comportamiento auténtico de un TLC basado solo y únicamente en el libre comercio.

f) No se ha avanzado en la concreción de un fondo de cohesión social, que facilite disminuir las asimetrías entre ambas regiones y favorezca la eliminación de la pobreza en la región centroamericana.

g) El Acuerdo no favorece efectivamente a una integración inclusiva, sistémica y desde los pueblos, sino únicamente a aspectos comerciales de interés de la Unión Europea para que se le facilite su comercio en la región.

h) El tema de migraciones no ha sido abordado en el marco de los derechos de los emigrantes, establecidos en las Convenciones de Naciones Unidas, los Convenios de la OIT, en los pactos y tratados internacionales sobre derechos humanos, sino en una posición de criminalización.

i) En el Acuerdo faltan mecanismos para que los sistemas de seguridad social se fortalezcan en la región centroamericana y se mejore el acceso universal de la población a los servicios sociales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

 

 





 







 




 

 




 


 

 





 

 

 

 

 

 

 

 

 
Observatorio CA-UE es una iniciativa del ICAES, Instituto CentroAmericano de Estudios Sociales
icaesca@icaescr.com Inicio