, una

En vigor Acuerdo sobre Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras

 

Hace más de 50 años que la región centroamericana busca la integración económica, un proceso en el que Guatemala y Honduras se convirtieron en pioneros al entrar en mayo 2016 en vigor un acuerdo que los convierte en un solo territorio aduanero para buscar nuevas oportunidades comerciales en mercados como el europeo.

"Hoy ya está vigente la unión aduanera Guatemala-Honduras. Este es un acto trascendental para las dos economías, para los dos países, puesto que nos permite avanzar en la integración regional", proclamó a los periodistas el ministro de Economía de Guatemala, Rubén Morales, durante un desayuno informativo. El Protocolo Habilitante aprobado por los Congresos de los dos países después de que fuera depositado en la Secretaría de Integración Económica Centroamericana, Sieca, el pasado 4 de mayo, un punto y seguido a unas negociaciones que empezaron en 2014.

Con la unión aduanera entre Guatemala y Honduras, un proceso que se erige como "un renovado impulso a la integración" de la región, se consolida un territorio atractivo para inversionistas locales, regionales y extranjeros al constituir el 44 % de la superficie de Centroamérica, el 53 % de la población y el 35 % del PIB.
Aunque el proceso "ya está vigente" y "empieza a funcionar", el titular de la cartera de Economía reconoció que aún quedan "muchas cosas por hacer", por lo que ambos países tienen un plazo de entre cinco a seis meses para la implementación completa del protocolo y la integración informática de diversos sistemas.

Una opinión compartida por el subsecretario de Integración Económica y Comercio Exterior de Honduras, Melvin Redondo, quien especificó que en los próximos meses se completará esa armonización de programas para que en el último trimestre del año la unión aduanera sea un hecho y permita agilizar y facilitar el comercio y el tránsito de personas.

Guatemala y Honduras, dos países cuya balanza comercial anual supera los 1.000 millones de dólares, se convierten así en "pioneros" en la región, y ambos buscarán ser "un motor de crecimiento" en Centroamérica intensificando y profundizando en las relaciones comerciales, identificando encaminamientos productivos, generando nuevos negocios y estableciéndose como un único mercado turístico.

Esta fusión, dijo la secretaria general de la Sieca, Carmen Gisela Vergara, "no es un proceso diferenciado de la integración centroamericana", sino que es un ejemplo para que los demás países (El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá) afiancen su visión de una zona "sin fronteras" comerciales y llena de "oportunidades".
Cálculos oficiales señalan que la unión aduanera podría suponer un crecimiento del 1 % para cada país, pero esta cifra podía aumentar con mercados como la Unión Europea, que representa más de 500 millones de personas y con el que existe un tratado de comercio que hay que aprovechar.

"Desde un principio, cuando se negociaba el acuerdo con la Unión Europea, se visualizaba que se podría aprovechar de mejor manera (...) y la unión aduanera con Honduras representa un gran paso para aprovechar el mercado europeo", manifestó el ministro guatemalteco.
Centroamérica y la Unión Europea suscribieron un Acuerdo de Asociación en 2012, pero el componente comercial requiere de la unión aduanera de los centroamericanos para poder aprovecharse a plenitud, mientras los de diálogo político y cooperación avanzan.
Para seguir en sintonía con este acuerdo, explicó el analista económico Pedro Prado, la unión aduanera Guatemala-Honduras es un hecho "positivo" que va "en la línea" de ese pacto y además permite a ambos países tener una mayor movilidad y estar totalmente conectados, aunque el reto es extenderlo a toda la región para su fortalecimiento.

Más noticias: Noticias





 

 

 





 







 




 

 




 


 

 





 

 

 

 

 

 

 

 

 
Observatorio CA-UE es una iniciativa del ICAES, Instituto CentroAmericano de Estudios Sociales
icaesca@icaescr.com Inicio